diumenge, 13 de juliol de 2008

BOGOTA


Acabo de pasar una semana en Bogota, por desgracia no ha sido una semana de relax y vacaciones, sino que ha sido de trabajo. La empresa para la que trabajo me desplazo a la capital de Colombia para efectuar una labor determinada.
Por de pronto antes de salir de BCN te recomiendan no coger ningún taxi, ponen a tu disposición un coche con conductor incluido y un servicio de seguridad para todo el día. Parece ser que el 30% de los taxis de Santa Fe de Bogota (el nombre completo es este) son ilegales y los extranjeros corren el riesgo de ser trasladados a barrios extremos para ser desvalijados convenientemente.
A los visitantes europeos nos sorprende las pocas tiendas y los pocos peatones que hay en la ciudad, existen las llamadas cigarrerias que son como un colmado de toda la vida con flujos de open 24 hours, esto al menos en los barrios de la clase alta que son los únicos en los que se suele mover el visitante europeo. También sorprende el no ver coches aparcados en la calle, por lo visto es una prohibición impuesta después de que el narcotraficante Pablo Escobar pusiera una bomba en un coche aparcado que hizo volar por los aires a varias cuadras -manzanas- de casas.
También sorprende el llamado "pico y placa", prohibición de circular por la ciudad en función de la terminación de la matricula del carro -coche- y del día de la semana.
Pero lo que más sorprende es el total soporte que el Presidente Alvaro Uribe tiene entre la población, la aprobación del mismo es unánime y sin fisuras, la persona del Presidente se eleva por encima de todo, es como la de Fidel Castro en Cuba, corresponde a la de una persona por encima del bien y del mal, no existe la critica hacia su persona.
La realidad es que durante sus años de Presidente, al menos en Bogota, la seguridad ha mejorado enormemente, el ejercito y la policía esta muy visible -al menos en la zona alta de la ciudad- y eso la gente lo agradece.
También la lucha contra las FARC hace que el pueblo le de su apoyo, sea la lucha mediante el pago de soborno a los terroristas o sea por eficacia militar. No importa que el 30% de los diputados del partido de Uribe este procesado o encarcelado por narcotrafico y relación con los paramilitares, tampoco que hace años siendo Uribe gobernador de su región crease un grupo paramilitar, en la actualidad el Presidente Uribe está por encima de todo. El padre del Presidente fue asesinado por las FARC y es sabido que de siempre la venganza se sirve fría.
Los años dirán si Uribe termina como su homónimo Fujimori o como un gran Presidente, pero causa un cierto estupor el observar por las calles de Bogota grandes carteles de tipo patriótico al estilo de los existentes en Cuba y poco apreciados en democracias asentadas. Tampoco la excesiva dependencia de USA ayuda, es de todos sabido que los Presidentes apoyados por USA terminan muy mal, como Noriega -carapiña- en Panamá, Fujimori en Peru, Sadam Hussein en Irak, etc.
Por lo demás el trabajo y la estancia fueron bien y vuelvo ha estar de nuevo en casa con la monotonía de siempre.

5 comentaris:

panterablanca ha dit...

Colombia és realment un país perillós. Potser depend de la zona i potser també ho era més abans que ara, però conec gent que hi ha anat i els recomanaven no passejar a peu pel carrer. Encara que això no és el més gros. Fa uns anys van matar un cosi meu a Colombia, d'un tret al cap.
Estic contenta de que tot hagués anat bé i tornessis sa i estalvi :-)
Petons felins.

civisliberum ha dit...

Si es una societat molt violenta. No vaig anar mai sol per carrer, si tens que sortir millor porta seguretat, tampoc es que es veigin molta gent caminan pel carrer. De totes maneres ara esta molt mes be que fa uns anys, pero la violencia es latent.

zbelnu ha dit...

Gracias por estas interrogaciones sobre Bogotá. Parece inquietante lo que cuentas...

zbelnu ha dit...

Yo creo que no podría vivir en un sitio donde no pudiera andar sola por ahí...

civisliberum ha dit...

La gente de alli esta acostumbrada a vivir sorteando el temor, los europeos nos costaria adaptarnos a eso.