dilluns, 10 de novembre de 2008

NYC - OBAMA


Colas para votar en el Village


Rockefeller Center


Maniquis Obama


Seguidores Obama


Condones Obama


New Museum - Bowery

Hace poco más de una semana cumplí los 50 años, casi nada, lo cierto es que tal como se decía hace tiempo “los años pasan que es una barbaridad”. Con los años se van comprendiendo cosas que en su momento nos parecían una autentica exageración de alguien mayor que nosotros y nos vamos dando cuenta que nos encontramos en la misma situación que ellos en su día y que la forma de pensar y el modo de actuar es parecido.
Realmente la edad es un determinante, es un relativizador de nuestras circunstancias y deseos, es una historia ya vivida y circunstancialmente y parcialmente recordada, pero que está con nosotros y lo más inteligente que podemos hacer es aprovecharnos de ella y procurar disfrutarla.
Es por ello, que para celebrar mi 50 aniversario compre un billete de avión y me fui a Nueva York. Los apartamentos de la calle 54 Este a los que suelo ir siempre estaban al completo, por lo que tuve que rascarme el bolsillo e ir a un hotel de la misma calle 54, pero en el lado opuesto, el Oeste, un hotel malo y caro, pero que de entre lo que en estos días estaba libre era lo que encontré mejor.
En Nueva York se respiraba Obama, la ciudad a diferencia del resto de USA es extremadamente liberal, el conservadurismo del resto del país choca con el progresismo neoyorquino y con el de la Costa Este y partes de la Costa Oeste. Encontrar algún republicano en NYC es difícil, no porque no existan, que de haberlo hay los, sino porque hasta las personas más conservadoras y republicanas de la ciudad pueden considerarse liberales dentro de los estándares del Partido Republicano, nada más lejos de los postulados de la candidata Pallin.
Me sorprendió ver por TV (en la cadena FOX), el mismo martes de las elecciones anuncios antiobama en el que se le relacionaba con terroristas y se le definía como a un peligroso comunista. Dichos ataques tan desesperados indicaban que la victoria de Obama era más que posible.
Por la noche, una hora después de cerrar los colegios electorales en la Costa Este (en NYC cerraron a las 9 pm) fui hacia el Rockefeller Center donde una multitud totalmente proobama esperaba el resultado. Dos plataformas de limpiacristales con los colores azul (demócratas) y rojo (republicano) – al revés que los colores distintivos políticos europeos- iban subiendo por el edificio principal del complejo (la una o la otra) cada vez que se asignaban votos de los estados. Al proclamarse los votos de Ohio para Obama el clamor fue unánime, menos de una hora después al vencer también Obama en Florida la victoria estaba ya asegurada y la ciudad explotaba de alegría, pitadas de taxis, abrazos, lo más parecido a una victoria del Barça en la champions, solo una diferencia, no se veía ni una botella de alcohol.
Con la victoria liberal me fui a finalizar la fiesta a Times Square, lo mismo que muchos neoyorquinos, una celebración por anticipado de fin de año me dijeron. Se vendían todo tipo de chapas de Obama, de condones Obama, de camisetas Obama y de todo lo que el merchandising puede ofrecer.
Al día siguiente las chapas de Obama en las solapas imperaban en la calle, principalmente en mujeres de 20 a 30 años, la franja de edad y el sexo más proobama.
El resto de mis días neoyorquinos los dedique a la visita de la ciudad, destacando el New Museum del Bowery, en el que si bien aún no existe una colección permanente el edificio de la japonesa Sanaa es una maravilla y su principal reclamo.
También visite la exposición estrella de NYC en la actualidad “Joan Miró: Painting and Anti-Painting 1927-1937” en el MOMA “in supported by Institut Ramon Llull and the Ministry of Culture and the Media of the Governement of Catalonia”, con larguísimas colas de espera para su visita.
Esta mañana he llegado a Barcelona con renovadas fuerzas y con ganas de pasar los próximos 50 años por lo menos tan bien como los 50 anteriores, a pesar de que por primera vez en mi vida el leader más importante del mundo sea más joven que yo.

12 comentaris:

Francis Black ha dit...

Una muy buena forma de celebrar un cumpleaños ,¿ Vas con frecuencia a NYC ? .

Estan contentos , no me extraña , es que lo anterior era tremendo .

civisliberum ha dit...

Si parecen euforicos. De todas formas por mucha decepción que la habra en el futuro siempre sera mejor que con el Partido Republicano.

Núria ha dit...

És cert el que diu en francis, una bona manera de passar l'aniversari!
Et desitjo que tinguis ben feliços els 50 acabats de fer i els 50 propers!

civisliberum ha dit...

Moltes gracies nuria.

Gwynette ha dit...

Yo estoy contenta, felíz -de momento- que haya salido ganador...:-)

Te recomiendo el blog de Sibyla, donde hay un fragmento de el primer libro escrito por Obama donde cuenta el viaje en bus de Madrid a Barna, su paseo por las Ramblas y su conexión con un guineano, creo que te gustará

=_O

http://elblogdesibyla.blogspot.com/


Saludos

civisliberum ha dit...

Gracias Gwynette lo leere.

Bruguers ha dit...

Encara que sigui amb retard et desitjo per molts anys.
Bona manera de celebrar-ho, si senyor!

civisliberum ha dit...

Gracies Bruguers.

Montse ha dit...

Felicitats!, bona manera de celebrar-ho, m'encantaria anar a New York, és una de les ciutats que més m'inspira, tinc moltíssimes ganes d'anar-hi, potse quan faci els 50?

civisliberum ha dit...

Montse,
Sempre es una ciutat que recomano visitar.

panterablanca ha dit...

Per molts anys, encara que sigui amb retard, i que els propers 50 siguin tal com desitges.
Petons felins.

civisliberum ha dit...

Gracies pantera.