dijous, 11 d’octubre de 2007

INMEJORABLE


Esta mañana y dado que habia pedido vacaciones en el trabajo, ya que aún me quedan algunos dias para llegar a los treinta estipulados, la he dedicado a la visita de la nueva exposición temporal en el MACBA: Sota la bomba. El jazz de la guerra d'imatges transatlantica. 1946-1956 y me ha parecido realmente y sin lugar a dudas insuperable, una de las mejores exposiciones de arte que jamas he visto de arte contemporaneo.
El fantastico edificio de Richard Meier acoge esta estupenda exposición coproducida conjuntamente con el Centro de Arte Reina Sofia de Madrid. El dialogo artistico-cultural entre Francia y New York (no USA), la irrupción del expresionismo abstracto y la superación de las diversas tendencias imperantes hasta la fecha en París, que dejo paso a una soberbia y apabullante New York. Desde los Picassos, Leguers, Kandinskys y Matisses a los Pollocks (alguno excelente), Koonings, Rothkos y Soulages entre otros, todos de primera magnitud. Las batallas politicas tras la guerra, la potencia del Partido Comunista Francés, la fotografia, el cine y los ilustradores.
A todos ellos, se les añade la representación local, los primeros Ponç y Tapies, junto algún Saura y el recientemente fallecido Palazuelo, artistas todos ellos que intentaron alimentarse de las nuevas corrientes artisticas mundiales.
También se muestra muy acertadamente un documental del NODO sobre la visita de Eisenhauer a Madrid y su encuentro con Franco, en el que despues de ver el cretinismo y la caspa de las imagenes de esa época (años 50)de miseria fisica y espritual en España, el choque con la plenitud de la libertad artistica de las obras expuestas a su alrededor hacen resaltar todavía más el paso adelante que representaron las vanguardias artísticas en esa época.
Por otra parte, es de destacar la practica totalidad de visitantes extranjeros en el Museo, y dado que el arte agudiza todos los sentidos, puse en marcha mi detector auditivo, oyendo unicamente a 3 personas que hablaban en catalan y una que lo hacia en castellano, siendo el resto, en su mayoría anglohablantes o francohablantes, con algún representante de la lengua de Pessoa en las instalaciones. Por todo ello, hay que dar gracias al turismo, que por mucho que sus adversarios lo ataquen indiscriminadamente, una importante parte del mismo esta lleno de inquietudes culturales y sustenta lo que muchos nativos desprecian e ignoran.

7 comentaris:

Núria ha dit...

Realment havia de ser contrastant un NODO enmig de les obres que cites. I no m'estranya que hi hagués un munt de turistes, ja que tenen més costum que nosaltres de visitar museus.

manuel allue ha dit...

Encara no he vist l'exposició. Pendent, pendent, en tinc moltes ganes i me'n has fet venir més.

Miquel Casellas ha dit...

Fa molt bona pinta. A veure si m'hi puc escapar.

Montse ha dit...

Quina sort de viure a Barcelona!!!, m'encanten els museus, veure obres, parar-me i pensar en allò que veig, llàstima que no tingui ni humor ni cames per anar-hi.
Tenim poca costum d'anar als museus, l'últim que vaig veure va ésser a París AL louvre, I VAIG FLIPAR, això sí només vaig veure una planta, perqué es necessiten dies per veure'l, ha estat un dels moments meravellosos en la meva vida.

Miriam Jaramillo ha dit...

Gracias por corresponder mi visita. Afectuosamente.

civisliberum ha dit...

Gracias a todos por vuestra visita y comentarios.

Willowcita ha dit...

bueno un post que puedo entender algo :-)
gracias por pasar por mi blog y decirme que soy encantadora.
tenias que ser europeo para ser tan caballero.
aca los porteños son unos brutos.